La mejor residencia de Barcelona: espacios abiertos y luz natural

La mejor residencia en Barcelona espacios abiertos y luz natural

Tomar el sol cada día es muy importante, es especial durante la tercera edad. Resulta un hábito altamente beneficioso para las personas y, por este motivo, en nuestra residencia de Barcelona, los espacios están llenos de luz natural.

Dar un paseo, sentarse en una terraza o abrir las ventanas de par en par, son algunos de los placeres diarios que se pueden disfrutar en nuestro centro residencial en Barcelona, con el fin de que los usuarios puedan percibir las ventajas del sol y todo lo que les puede proporcionar a nivel físico y emocional.

De hecho, entre las rutinas habituales, se incluye respirar aire puro, andar y que el cuerpo absorba vitamina D de manera natural.

Como información, durante la vejez se carece en ocasiones de esta vitamina y, por ello, es importante aportarla, incluyendo actividades que mejoren su estilo de vida. Existen estudios que demuestran que, sin vitamina D, las personas mayores pueden llegar a padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes. Así que tomar el sol cada día unos minutos es vital.

Igualmente, proporcionar espacios amplios, abiertos, donde las personas mayores puedan moverse con mayor comodidad y que su salud física se vea reforzada.

Las actividades físicas moderadas retrasan el envejecimiento y diferentes enfermedades, así como mejoran el equilibrio y la fuerza muscular.

La importancia de la luz natural en la tercera edad

Como le comentábamos, en nuestra residencia de Barcelona tenemos muy en cuenta que nuestros residentes gocen del sol todos los días. Eso sí, siempre teniendo en cuenta la estación del año y las mejores franjas para hacerlo, para absorber al máximo esa luz, pero que no sea perjudicial.

No está recomendado que las personas mayores pasen demasiado tiempo expuestas al sol. Lo ideal es que estén unos 15 o 20 minutos, período esencial para favorecer la calcificación de los huesos.

Asimismo, se aconseja no tomar el sol entre las 12:00 y las 16:00 horas de la tarde, debido a que en esta franja horaria los rayos UVA tienen más intensidad.

El objetivo es conseguir esa dosis de vitamina D cada jornada y, en espacios como Residencia Barcelona, es muy fácil, ya que lo promovemos sin cesar.

La luz solar ofrece multitud de beneficios. Además de los ya mencionados, aporta:

 

  1. Más inmunidad
  2. Huesos más sanos
  3. Incremento del ánimo
  4. Aumento de las defensas
  5. Reducción de la presión sanguínea
  6. Calidad del sueño

 

En definitiva, es bueno a todos los niveles. Referente al bienestar mental, aspecto determinante, hace que las personas mayores tengan pensamientos más positivos y es muy eficaz contra la depresión.

Las vistas al exterior, además, pueden ser especialmente importantes para las personas que pasan gran cantidad de tiempo en la misma habitación o en un mismo espacio, algo que puede pasar durante la tercera edad, así que es vital que las salas de estar, los comedores y las habitaciones tengan luz y sean espacios abiertos.

Incluso durante la recuperación médica ante intervenciones, los niveles de ansiedad pueden disminuir gracias a la aportación de la vitamina D.

Centro de mayores con instalaciones adecuadas en Barcelona

Nuestra residencia en Barcelona cuenta con amplios jardines, terrazas y huerto.

En cuanto a los jardines, son de diferente orientación, para tomar el sol en invierno y estar fresquito en verano.

Las terrazas son espacios muy tranquilos, con vistas al mar y a la montaña. Y las habitaciones, tanto dobles como individuales, todas dan al exterior.

Residencia y atención a las personas mayores

Contacte con Residencia Barcelona y sus allegados podrán disfrutar de una residencia con terraza y exteriores amplios en Barcelona. Contamos con personal completamente calificado para una atención personalizada e integral.

No dude en pedir más información.